¿Por qué no te puedo olvidar?

por Jesus Sanchez Cazo
0 comentario

«Hay gente que no consigues olvidar jamás, no importa el tiempo que eso dure» (Alejandro Sanz), y hoy os vamos a indicar el porqué.

Para comenzar a hablar de la memoria, en primer lugar, habría que agradecerle su aportación al premio Nobel español en medicina de 1906 D. Santiago Ramón y Cajal, por su estudio sobre la estructura del sistema nervioso, ya que gracias a él, se han realizado innumerables descubrimientos e innumerables estudios tanto de nuestro comportamiento como de sus reacciones fisiológicas sobre nuestro cuerpo.

Una vez dicho esto, centrémonos hoy en tener una toma de contacto con nuestra memoria y su funcionamiento, la cual, podemos distinguirla en dos grandes grupos, la memoria a corto plazo (generalmente denominada memoria de trabajo) y la memoria a largo plazo, que será la memoria de la que difícilmente podremos olvidarnos.

Pero, ¿Qué son exactamente los recuerdos?

Un recuerdo no es otra cosa que un conjunto de interconexiones neuronales concretas, las cuales forman una especie de circuito entre neuronas llamado Engrama, al cual recurriremos y reforzaremos cada vez que retomemos ese recuerdo.

Entonces, ¿Que diferencia hay entre ambas memorias?

La memoria a corto plazo o memoria de trabajo, es aquella en la que se crean los recuerdos, en la que en su gran mayoría, todos esos engramas se forman en una zona denominada hipocampo, involucrado también, en gran medida, en las emociones, motivo por el que estas influyen tanto en la fijación y evocación de estos recuerdos. No es lo mismo la emoción provocada por nuestra amada o amado que por un desconocido.

Si estos recuerdos a corto plazo, no son reforzados o evocados, terminarán por esfumarse, pero si por el contrario, constantemente recurrimos a ellos, llegan a incluso trasladarse en nuestra zona frontal, zona del raciocinio y de la planificación, sin llegar a perder conexión con la zona emocional, convirtiéndose en memoria a largo plazo.

Por eso nunca has olvidado, entre otras cosas, ese gran primer beso.

cerebro con notas pos it

Las memoria a corto plazo

 

En la enfermedad del Alzheimer por ejemplo, se tiene acceso a esos recuerdos a largo plazo sin ningún tipo de problema, ya que se crearon en momentos en los que no existía la enfermedad y se encuentran totalmente instalados y bien marcados en la memoria del enfermo, no siendo capaz de crear recuerdos nuevos, olvidando los nuevos hábitos o las acciones menos frecuentes al impedir la enfermedad la creación de numerosas conexiones.

Quizás ahora estés mas intrigado en responder a la pregunta ¿Qué son exactamente los recuerdos?

Artículo escrito por D.Jesus Sanchez Cazo ( Universidad de Psicología de Sevilla, UNE

Posts Relacionados

Deja un Comentario