Los efectos de las drogas

por Jesus Sanchez Cazo
0 comentario

Los efectos de las drogas. Vivimos en una sociedad en la que posiblemente, no seamos conscientes de toda la influencia que tenemos a nuestro alrededor para que, en un momento u otro, hagamos uso de algún tipo de droga o sustancia que nos aporte esa estimulación externa que necesitamos para llegar al estado en el que deseamos encontrarnos, ya sea con drogas legales o ilegales.

LOS EFECTOS DE LAS DROGAS: ¿QUE SON LAS DROGAS?

O como dice el título del artículo, ¿cuáles son los efectos de las drogas?, ya que se considera como tal, cualquier sustancia que se suministre a un organismo vivo que modifique una o más de sus funciones, ya sean fisiológicas, cognitivas o conductuales.

Igualmente, los tiempos y las sociedades son las que aportan gran influencia en los consumos y su permisividad. Un claro ejemplo era la misma sociedad española en la década de los 70s u 80s del siglo pasado, en como el alcohol y el tabaco formaban parte de la sociedad y estaban tan admitidos y asumidos, que su no consumo, era casi excluyente para toda persona que no lo hiciera, facilitado obviamente por su legalidad y su publicidad.

Otro ejemplo claro de la influencia social en el consumo de drogas fue el auge del consumo de cocaína en España a comienzos del siglo XXI o el consumo de alucinógenos en EEUU con el movimiento hippie.

LOS EFECTOS DE LAS DROGAS: LA TOLERANCIA

Al igual que para las demás situaciones, el organismo se va acostumbrando al suministro de estas sustancias con indiferencia de si su consumo es dañino, en gran parte, debido a la adictividad de la mayoría de los componentes químicos, como la nicotina en el tabaco, que es altamente reforzante al aumentar la concentración y nuestro estado de ánimo, disminuir la ira, o bajar el peso corporal, pero con efectos negativos para el corazón, hormonas o sistema gastrointestinal, que junto con el amoniaco aportado al tabaco, aumenta de 2 a 4 veces su poder adictivo. Estos componentes junto con el resto que se suministran al tabaco, además de dañino, hace tan difícil de dejar su consumo como el de la heroína.

Esta tolerancia, va aumentando conforme aumenta el consumo de sustancias, gracias a la homeostasis o equilibrio de niveles y estados corporales que busca nuestro organismo para su normal supervivencia, bloqueando aquellos conectores neuronales que ocasionaron daños al cuerpo a causa del consumo de la droga, teniendo entonces que aumentar la cantidad consumida para producir el mismo efecto.

Es significativo el concepto de “tolerancia cruzada o recíproca”, ya que cuando una persona tolera el efecto de una droga, suele ser tolerante a drogas similares aunque no las haya consumido previamente, como es el caso de la heroína y la morfina o el alcohol y los barbitúricos o sedantes.

TRASTORNOS INDUCIDOS POR LA SUSTANCIA

Como es de imaginar, cada sustancia o droga consumida tiene un efecto diferente tanto por consumo como por abstinencia.

En este artículo pasaremos a valorar las tres drogas legales y de libre adquisición como son el alcohol, el tabaco y la cafeína

Alcohol.- Considerada como la droga social por excelencia, tomada en situaciones, sobre todo, de reuniones, obtenido del proceso de transformación de los azucares, que incide en el Sistema Nervioso Central al tratarse de un depresor, alterando la conducta, reduciendo la capacidad de autocrítica, la percepción, la coordinación y la memoria, provocando debilidad en los músculos implicados en el habla, produciendo movimiento oculares, sexualidad inapropiada, comportamientos agresivos, estupor, e incluso coma.

La abstinencia y sus efectos se producen por dejar de consumirlo tras haberlo hecho durante un tiempo prolongado, provocando sudoración, taquicardia, temblores de manos, insomnio, náuseas y vómitos, alucinaciones transitorias, ansiedad o incluso agitación psicomotora, en definitiva, lo conocido vulgarmente como “resaca”.

Tabaco.- Se trata de la principal causa de muerte evitable, consumido en cigarros, puros, pipas, esnifado en polvo o mascado, y con el nuevo tipo de cigarros eléctricos, consumida la nicotina de manera líquida. Sus efectos son ampliamente conocidos, como daños en los alveolos pulmonares, múltiples tipos de cáncer, especialmente en cada órgano del sistema respiratorio, al igual que múltiples problemas cardiovasculares.

Su abstinencia empieza a ser efectiva a partir de aproximadamente las 24 horas posteriores del último consumo, con efectos de irritabilidad, ira, ansiedad, frustración, dificultad para la concentración , aumento de apetito, estado depresivo o insomnio.

Cafeína .- Se trata de la droga con más propiedades dentro de las expuestas y de la sustancia psicoactiva más consumida en todo el mundo, ya que se encuentra en el café, en el té, el chocolate, en refrescos, bebidas energéticas, medicamentos, en muchos alimentos e incluso en algunas vitaminas. Su efecto se produce por su facilidad de traspasar la barrera hematoencefálica tomando contacto directo con el cerebro y ser transportado por todos los líquidos corporales.

Su consumo, al ser estimulante, incide en la cognición, el aprendizaje, la memoria, la atención, la concentración, disminuye la fatiga y el sueño, alivia el dolor, aumenta la tensión arterial y la diuresis, disminuye el riesgo de muchos tipos de cáncer, de Parkinson y de diabetes tipo II, mejora la depresión y además es antioxidante.

Se estima seguro su consumo en personas adultas hasta 400mg/dia (equivalente a 3 ó 4 tazas de café filtrado, dependiendo de su concentración), provocando en altas dosis problemas cardiovasculares, nerviosismo, insomnio, rubor, diuresis, trastornos gastrointestinales, espasmos o agitación psicomotora.

Los efectos de su abstinencia permanecen durante una semana, produciendo cefaleas, fatiga, somnolencia, desanimo, irritabilidad, falta de concentración o síntomas gripales.

A continuación os dejamos un enlace de un interesante video del departamento de Psicobiologia de la drogadicción de la Universidad UNED que esperamos que lo disfrutéis.

Posts Relacionados

Deja un Comentario